Offcanvas Section

You can publish whatever you want in the Offcanvas Section. It can be any module or particle.

By default, the available module positions are offcanvas-a and offcanvas-b but you can add as many module positions as you want from the Layout Manager.

You can also add the hidden-phone module class suffix to your modules so they do not appear in the Offcanvas Section when the site is loaded on a mobile device.

Un partido con espíritu de servicio: SO
El Partido Alianza Ciudadana (PAC) celebró doce años de fundación, renovando su compromiso de defender las causas sociales y mantener su cercanía con los grupos vulnerables, pugnando por lograr que haya una mejor calidad de vida para los tlaxcaltecas, sostuvo su dirigente, Serafín Ortiz Ortiz, quien asentó que una vida democrática solo es patente cuando se han cubierto las necesidades más elementales de los ciudadanos y se incluye a todos los sectores en la toma de decisiones.
En tanto, el Presidente del Consejo Mayor del PAC, Héctor Israel Ortiz, indicó que la concurrencia alrededor del partido, evidencia su fuerza y presencia en la actividad política del estado. Subrayó el PAC  da ejemplo de que se puede ser un partido vinculado a la sociedad, preocupado por sus necesidades  y que trabaja permanente por conquistar las aspiraciones de sus miembros en las comunidades que representan.
Al celebrar su décimo segundo aniversario como partido político estatal, los aliancistas reafirmaron sus principios ideológicos y su filosofía partidista, sustentada en la buena política, lo que le permite mantener una militancia activa que se refleja en el trabajo políticos de los hombres y mujeres que forman parte de Alianza Ciudadana.
Ante mas de dos mil asistentes que atendieron el llamado para celebrar 12 años de intensa vida política, el presidente de los aliancistas, Serafín Ortiz, agradeció a la militancia que ha sido fiel desde el nacimiento del partido, y a quienes se han ido integrando, porque ellos permite que el PAC consolide su  presencia estatal. Admitió que el fenómeno acontecido en el país en las pasadas elecciones, arrasó con todos los partidos locales, de 38 que existían, solo quedaron 6,  entre ellos el PAC, que ya es punto de referencia nacional, afirmó el aliancista.
De igual manera, dijo que el PAC es un partido dedicado al servicio de la gente, atributo de la buena política que busca redireccionar las políticas públicas, al ver el rezago y la desigualdad que prevalece en las comunidades de la entidad.  Para concluir, dejó muy claro que desde Alianza Ciudadana defenderán causas que incidan en una sociedad más igualitaria en condiciones de libertad, justicia social,  igualdad de oportunidades, con respeto a los derechos humanos.
Autor: Enrique Gasga Ventura.
Como balde de agua helada debió caer a algunos morenistas ex priistas tlaxcaltecas y otros extraviados que se han creído el cuento de que a partir de que inicie el sexenio de Obrador, serán como virreyes disponiendo de todo lo que hay en el estado como propio, el discurso que dio Andrés Manuel López Obrador luego de recibir su constancia como presidente de la República electo cuando, entre otras cosas, les dijo claramente que su gobierno respetará –contrario a lo que algunos han mostrado-, la soberanía de los otros poderes y a los órganos o entes autónomos, es decir, que se dejen de aspiraciones propias de la mafia del poder que se supone van a tratar de enterrar.

El ahora presidente electo ha mostrado estar determinado a no permitir excesos al interior de su propio gobierno, que es lo más sensato que ha dicho; ya que si lo que ha propuesto es atacar la corrupción de los de enfrente, muy mal se vería permitir la de los de casa, o colados que ha disgusto de los morenistas auténticos, son la mayoría que gobernarán con él.

Y es que en su primer discurso como presidente de la República electo fue tajante:

“En lo que a mi corresponde, en mi carácter de titular del Ejecutivo federal actuaré con rectitud y con respeto a las potestades y la soberanía de los otros poderes legalmente constituidos; ofrezco a ustedes, señoras y señores magistrados, así como al resto del Poder Judicial, a los legisladores y a todos los integrantes de las entidades autónomas del Estado, que no habré de entrometerme de manera alguna en las resoluciones que únicamente a ustedes competen”, sentenció.

Y es importante, recalcarlo, que su gobierno no se entrometerá de manera alguna en los asuntos que sólo competen a los otros poderes y a los organismos autónomos, y aquí sobresalen: El Instituto Nacional electoral (INE); el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública (INAI); la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y las Universidades Autónomas de la CDMEX y de todas las entidades; así como los órganos autónomos locales, entre otros.

Y es que en Tlaxcala tal parece que a muchos líderes morenistas y legisladores electos de este instituto político parece haberles dado “virreynitis”, y han empezado a meterse en asuntos que no son de su competencia.

Incluso en el estado, y sin todavía tomar sus puestos en la nueva legislatura local que inicia en unas semanas; como se difundió en distintos medios recientemente, trataron de influir en decisiones que le competen a la actual legislatura como fue el nombramiento del nuevo procurador; así como en el asunto de las cuentas públicas, lo cual es totalmente ilegal.

En el caso de quien aún no es nombrada oficialmente como coordinadora de las delegaciones federales en la entidad, ya está metida en el tema de las cuentas públicas de los municipios, situación que obviamente también es un exceso.

En el caso de la Senadora electa por MORENA, el día en que el INE de Tlaxcala entregó constancias de mayoría de candidatos ganadores de las senadurías y diputaciones federales; a unos minutos de haber concluido dicha entrega –a la que por cierto llegó tarde, y otra persona tuvo que recibir en su representación la constancia-, lanzó fuertes amenazas contra la Autónoma de Tlaxcala.
Y aquí cabe retomar lo que también dijo Andrés Manuel López Obrador:   

En el nuevo gobierno, el Presidente de la República no tendrá palomas mensajeras ni halcones amenazantes; ninguna autoridad encargada de impartir justicia será objeto de presiones ni de peticiones ilegítimas cuando esté trabajando en el análisis, elaboración o ejecución de sus dictámenes y habrá absoluto respeto por sus veredictos”, expresó.

El presidente de la República: “No tendrá palomas mensajeras ni halcones amenazantes”, dijo.

Es lamentable que en  la conformación del nuevo gobierno federal, y en el caso de Tlaxcala la nueva legislatura; mientras el presidente de la República electo habla de concordia, pacificación, respeto a la autonomía, etc., los legisladores de MORENA entrantes (federales y locales), en lugar de apoyar con acciones la política implementada por López Obrador, están más preocupados por volver a Tlaxcala un monopolio dirigido por ellos.

El riesgo de que algunos morenistas en Tlaxcala sigan empecinados en conducir una política contraria a la de su líder Andrés Manuel López Obrador para buscar un beneficio particular; esto sin duda, en lo que puede derivar es en una inestabilidad que en nada ayuda al nuevo presidente y mucho le perjudicaría.

El hecho de que López Obrador tenga a prueba a todos, y cada uno de quienes van a ser miembros de su equipo de gobierno, sin duda es precisamente para tratar de mantener un control sobre ellos; pero eso parece que en Tlaxcala muchos morenistas no lo han entendido.

Mucho se quejaron de que el gobierno de la República saliente y de los emanados de los demás partidos se habían corrompido, y no eran sino una mafia en el poder como lo ha dicho Obrador; sin embargo, ahora que ellos en el nuevo gobierno tendrán la oportunidad de realmente servir por igual a todos los tlaxcaltecas, parece que cada vez queda más en duda que esto vaya a ocurrir.  

Autor: Enrique Gasga

 
Un político y ex gobernante gris, desarraigado de Tlaxcala por muchos años, oportunista y que sin un trabajo a favor de la entidad tlaxcalteca que lo haya respaldado para alcanzar los importantes puestos que llegó a ocupar en el gobierno en los tiempos más fructíferos para el salinismo en México; en que la figura del ex presidente Carlos Salinas de Gortari dominaba la esfera política, ese es José Antonio Álvarez Lima que al igual que Manuel Bartlett Díaz, llegó en 1992 a alcanzar la gubernatura de Tlaxcala, y el segundo de Puebla; hoy ambos se visten con la ropa de morenistas; pero siendo los mismos dinosaurios priistas de siempre.

En este contexto, hacer una recopilación de la trayectoria política y de gobierno en favor de Tlaxcala por parte del ex gobernador priista José Antonio Álvarez Lima sería un tanto ocioso; ya que una gran parte de su vida ni siquiera estuvo en Tlaxcala.

Sin embargo como “negociador”, que él mismo se considera según una entrevista publicada recientemente en un medio de comunicación local, sin duda es lo que le ha valido -y no el escaso trabajo por la entidad-, el haber tenido la oportunidad de ser gobernador, y de obtener otros puestos importantes fuera del estado y el país.

Así es que Álvarez Lima ha obtenido mucho del estado como gobernador y embajador entre otros puestos en la administración pública; el problema es que muy poco, o nada ha tenido Tlaxcala de él.

Cuando iniciaba su adolescencia se fue de Tlaxcala para radicar varios años primero en el norte del país, y después en la Ciudad de México donde concluyó sus estudios universitarios e inició con su vida laboral con puestos directivos.

En aquellos años Carlos Salinas de Gortari prácticamente apadrinaba los grandes puestos políticos y de gobierno, y es precisamente a principios de los años noventa cuando sin contar con una trayectoria política y en la administración pública en Tlaxcala, Álvarez Lima es designado candidato a la gubernatura de Tlaxcala en 1992.

Y en 1993 inició su administración como gobernador; momentos del PRI salinista que calificaría según una entrevista publicada en el periódico digital Quadratín Tlaxcala acerca de ese pasado priista: “el PRI que yo conocí hace muchos años ya desapareció, ahora se trata de un grupo mafioso que utiliza esas siglas”, según expuso.

Después de concluir su administración como gobernador del estado, José Antonio Álvarez Lima es nombrado embajador de Portugal por el entonces presidente Ernesto Zedillo, después decide por razones personales separarse de la política, y vuelve a desarraigarse de Tlaxcala, esta vez por aproximadamente veinte años, y en Tlaxcala poco, o nada se sabía de él.

Sin embargo, apenas hace unos tres años decidió regresar a la entidad con su única presencia en la esfera pública a través de un espacio en medios de comunicación; pero sin una labor política ni de servicio al estado.

Y de pronto, en este año fue incluido en la ola morenista como candidato al senado de la República por MORENA beneficiándose del efecto de Andrés Manuel López Obrador, y que como muchos candidatos improvisados, desarraigados, inactivos en la vida política, lograron obtener un triunfo electoral que en modo alguno merecían.

Es claro que de no haber sido por el efecto obradorista José Antonio Álvarez Lima no hubiera podido ganar la senaduría ni al candidato del partido más débil.

En el caso de Manuel Bartlett Díaz a diferencia de Álvarez Lima, tiene una amplia trayectoria en la administración pública, desde haber sido coordinador de la campaña presidencial de Miguel De la Madrid para luego convertirse en su Secretario de Gobernación; y ser el encargado de organizar las elecciones presidenciales de 1988 que fueron las más dudosas, y para muchos ilegítimas de México en que se le dio el triunfo a Salinas de Gortari.

Salinas de Gortari incorporaría a Manuel Bartlett a su gabinete como Secretario de Educación Pública (SEP), y en 1992 fue apoyado por el salinismo para llegar a la gubernatura de Puebla. Hoy Manuel Bartlett ha sido designado por López Obrador para ser el titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), esto según se ha visto a disgusto no sólo de la opinión pública; sino de los propios morenistas.

Evidentemente la trayectoria de Manuel Bartlett no se compara con la de Álvarez Lima que ha estado por décadas desarraigado de la política y de Tlaxcala.

Pero sí hay similitudes, como el hecho de haber estado ligados directamente al salinismo, de haber sido apoyados por Carlos Salinas de Gortari para ser gobernadores priistas en la década de los noventa.

Hay una similitud más, una muy fuerte, y que es el desprestigio que le están generando a MORENA y a Andrés Manuel López Obrador; estos dos dinosaurios priistas que mucho le deben a los mexicanos, a los poblanos en el caso de Bartlett, y a los tlaxcaltecas en el caso de Álvarez Lima, y que ya le están debiendo mucho muchísimo a MORENA.

Y que tanto a Bartlett como a Álvarez Lima más bien les conviene pasar desapercibidos en el sexenio que está por iniciar; ya que poco, o nada están ayudando a la imagen del gobierno de López Obrador, que antes de iniciar su presidencia de la República ya la han empezado a ensuciar.
Autor: Enrique Gasga Ventura
¿Qué llevó al Instituto Electoral de Tlaxcala (ITE), a violentar la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales Para el Estado al fabricar una operación tan estulta y violatoria en el reparto de las diputaciones plurinominales?; ¿Qué encontraron los consejeros del ITE más valioso que apegarse estrictamente a la ley?; ¿A quién creen que servirá la sobrerrepresentación injusta e ilegal que hicieron de diputaciones plurinominales? La respuesta razonable es: a nadie ni siquiera a MORENA que resultó “beneficiado”, con este sucio reparto.

Acto reprobable el del ITE que más allá de generarle una ayuda a dicho instituto político, que no necesita; y de no corregirse esta aberración contra la ley electoral, este partido no quedará más fuerte; sino más vulnerable porque al no existir democracia con la representación de todos los partidos con registro en el Congreso del Estado sus iniciativas carecerán de credibilidad.

Al no existir un contrapeso necesario en toda democracia, es fácil que el partido mayoritario caiga en la tentación de la imposición, el abuso y la arbitrariedad,

Y es que durante el reparto de las diputaciones locales plurinominales en Tlaxcala el Consejo del ITE sin importarles la legalidad, ni la dignidad del pueblo tlaxcalteca, traicionó la Ley electoral que está obligado a cumplir, y no lo hizo.

En primer lugar: la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales Para el Estado de Tlaxcala establece:

Artículo 259. Todo partido político tendrá derecho a participar en la asignación de diputaciones según el principio de representación proporcional, si obtiene cuando menos tres punto ciento veinticinco por ciento de la votación total válida en la circunscripción plurinominal.

Sin embargo, el ITE sin tomar en cuenta la legislación en la materia incumplió con este principio, y pese a que los institutos políticos: Partido Alianza Ciudadana (PAC), Partido Encuentro Social (PES), y Partido Socialista (PS), cumplieron con más del mínimo que establece la Ley electoral para obtener una o más diputaciones plurinominales de acuerdo a la cantidad de votos obtenida; no obstante, el ITE les negó la o las diputaciones plurinominales a que tienen derecho.

Sólo por citar un ejemplo de la incoherencia del ITE: el PAC obtuvo cerca de veinte mil votos mientras que Nueva Alianza apenas obtuvo poco más de dos mil 600 votos; sin embargo a Nueva Alianza le otorgan una diputación plurinominal y a Alianza Ciudadana, no. Pero hay más:

El Artículo 262 (establece).- En ningún caso un partido político podrá contar con más de quince diputados conjuntamente por los principios de mayoría relativa y de representación proporcional. La asignación de diputaciones de representación proporcional cesará para todo partido político que se encuentre en este supuesto.

Pero, también este artículo fue violado pues la coalición “Juntos Haremos Historia”, ya contaba con 14 diputaciones por el principio de mayoría relativa y con los otorgados de representación proporcional llegó a 17 diputaciones, es decir, a pesar de encontrarse en el supuesto del artículo 262 la asignación de diputaciones plurinominales no cesó, y el ITE le otorgó más de lo establecido por ley generando una sobre representación en el Congreso del Estado para la próxima legislatura. Y ante esto habrá que revisar el caso de cada uno de los demás partidos.

Andrés Manuel López Obrador siempre ha reprobado el fraude electoral; esperemos su partido MORENA en el estado no acepte esta situación, no tiene necesidad de hacerlo. No tiene por qué recibir diputaciones plurinominales ilegítimas que manchen su triunfo.

Elizabeth Piedras Presidenta del ITE ha sido acusada en diversas ocasiones de distintos excesos; interpretaciones erróneas de la ley e incluso mentiras.

Cabe recordar por ejemplo que en la elección de 2016; la ex candidata a la Gubernatura de Tlaxcala Lorena Cuellar Cisneros, ahora diputada Federal electa por la coalición “Juntos Haremos Historia” que encabezó MORENA, en su momento acusó de “mentira” el proceder de Elizabeth Piedras al no entregar oportunamente la información solicitada.

“Estamos pidiendo copia de las actas originales distrital, los audios que se llevaron a cabo en el Instituto toda la versión estenográfica, varias cosas que hasta el momento no han sido atendidas…sigue mintiendo por supuesto que miente”, expresó en aquel momento Cuellar Cisneros.

En este sentido, todo parece indicar que Piedras Martínez trabaja no en cumplimiento a lo que establece la Ley electoral; sino tratando de quedar bien con el gobernante en turno; corrompiendo y torciendo los estatutos legales.

¿Pero esto de verdad ayuda a MORENA? Vamos ni el PRI en su momento aceptó esta situación; siempre hubo en el congreso representación de todos los partidos que contaban con registro y el porcentaje mínimo que pide la ley para contar con al menos una diputación plurinominal; si bien la oposición no representaba un contrapeso fuerte, al menos contaba con esa representación ciudadana que la ley le otorga.

Quizá Elizabeth Piedras no piensa que la representación de todos los partidos, la pluralidad de ideas, los contrapesos sean necesarios en una democracia; y crea que con esto hace un favor a MORENA; pero nada de eso importa ya.

Lo que realmente importa es que el ITE se estaría violentando la ley electoral, y con ello se estaría impidiendo el derecho de miles de ciudadanos a contar con representantes en el congreso; pero esto seguramente lo tendrán que resolver los tribunales.

La pregunta es ¿hay sanción para todo esto? Si es así debería aplicarse llegado el momento contra quien o quienes resulten responsables de manejar las leyes a su antojo y violentar el derecho electoral. 
Por Enrique Gasga Ventura.
No fue sólo el hartazgo de los tlaxcaltecas hacia los malos gobiernos y políticos ni obviamente sus propuestas legislativas pues no las hubo, lo que provocó el triunfo de los candidatos “ninis” de MORENA en las elecciones del primero de julio en la entidad; sino por un lado el efecto de López Obrador y su poderosa campaña mediática de manipulación con énfasis especial en el control absoluto de las redes sociales lo que logró impactar positivamente en el electorado respecto a la imagen de Amlo, y cuyo efecto fue más que suficiente para hacer ganar a los candidatos ex priistas y personajes desconocidos que abanderó este instituto político pese a su mínimo esfuerzo.

Qué viene un cambio en la forma de gobierno en México y en Tlaxcala a partir del triunfo de MORENA; sí, pero al no verse claridad sobre el rumbo que tomará el país y el estado, más bien –y ojalá me equivoque-, el único cambio que se mira será el de un tirano por otro.

Y es que ni en México ni en Tlaxcala los candidatos morenistas son personas de una clase política nueva o diferente con ideas nuevas a la altura de las circunstancias; sino personajes más que conocidos y más que identificados con la misma clase política que ha gobernado en el mejor de los casos, o de plano personajes desconocidos; pero sin propuestas identificados con las malas costumbres de la clase política tradicional.

Sin embargo, el bombardeo mediático y en redes fue determinante para que el electorado viera en López Obrador una opción de cambio; y mucha gente cree que este cambio pudiera ser para bien; pero a ciencia cierta no hay garantía que así sea.

El domingo uno de julio prácticamente el electorado entregó un cheque en blanco a los candidatos de MORENA al darles a partir de que entren en funciones como legisladores lo que necesitan para controlar el congreso y para aprobar las leyes que se les antojen.

Ante esto los candidatos Lopezobradoristas no tendrán ningún pretexto para crear, impulsar y aprobar una legislatura que ayude a la entidad; no tendrán ningún pretexto para sacar de la congeladora los centenares de leyes pendientes, o al menos las que buscan un beneficio real para los tlaxcaltecas; no tendrán ningún pretexto para hacer un congreso que sea un contrapeso ante los excesos y deficiencias del gobernador priista Marco Mena. Pero ¿lo harán?, quién sabe, no hay garantía.

Y es que lo que se mira a nivel nacional es el inicio de un amasiato entre López Obrador y Enrique Peña Nieto, Salinas de Gortari y toda la mafia del poder que tanto criticó el Peje todos estos años; pero ante quien hoy se doblegó con tal de llegar al poder con el pretexto de buscar la paz.

Hoy llegan al triunfo para ser los nuevos legisladores federales y locales en el estado y el país, verdaderos “ninis” de la clase política; candidatos que ni propusieron ni trabajaron, a quienes se les dio el triunfo casi regalado.

Legisladores electos de MORENA que no llegarán al congreso, sino a levantar la mano cuando López Obrador se los indique; legisladores sin un proyecto legislativo; sin sensibilidad hacia los problemas de los tlaxcaltecas; ya que si tuvieran dicho proyecto lo hubieran mostrado en las campañas; pero no lo hicieron, y no lo hicieron porque para ellos no era necesario, lo importante era y es obedecer las instrucciones del ahora jefe de la mafia del poder, Andrés Manuel; por él y sólo por él están donde están.

El PRI ya casi quedó enterrado, y si bien le va se mantendrá en los siguientes años y quizá décadas como un instituto político satélite; cómo llegó a eso… ya lo sabemos.

Pero la sustancia del PRI no se va; ahí están los ex priistas bueno ex sólo de nombre, empezando por su líder y ahora presidente de la República electo López Obrador, Esteban Moctezuma, Manuel Bartlet, Elba Esther Gordillo, sólo por citar algunos nombres más que conocidos por su oscuro pasado; así como muchísimos candidatos a algún cargo de elección popular que contendieron y en la mayoría de los casos ganaron en las presentes elecciones.

En Tlaxcala quienes representan a MORENA (que no a los tlaxcaltecas), son ex priistas como el ex gobernador Antonio Álvarez Lima, Lorena Cuellar Cisneros y una larga lista de políticos de la mafia del poder hoy redimidos por el simple hecho de pasarse a este instituto político.

Y quienes no son conocidos como luchadores sociales ni como buenos gobernantes ni como gente muy preparada ni como brillantes profesionistas ni como impulsores de leyes de avanzada; etc., no, simplemente son conocidos como parte de la clase política acaudalada que aprovecharon esta coyuntura para continuar viviendo del erario público.

Sin embargo y pese a todo, hoy la clase política de “ninis” de MORENA podrán controlar el Congreso del Estado, y no tendrán pretexto para reivindicarlo.

Muchos tlaxcaltecas que votaron por esos candidatos realmente creen que los morenistas con López Obrador al mando van a cambiar a Tlaxcala y al país para bien; que van a dar solución a los graves problemas de inseguridad, mala economía, malos servicios, pobreza, y muchos otros problemas más.

Pero que ni siquiera están en su mano resolver; que crearon expectativas razonablemente inalcanzables como acabar con la corrupción y la impunidad; que al estar en funciones estarán obligados a cumplir, y hay que exigirles que lo hagan, se comprometieron y tendrán que hacerlo, o la caída será tan fuerte como las inalcanzables expectativas de su jefe.

Y repito, ojalá me equivoque por el bien de Tlaxcala y de México; pero que el verdadero pacto de impunidad hecho por Obrador con Peña para perdonarle Ayotzinapa, Tlatlaya, los miles y miles de secuestros, narcotráfico, el saqueo de recursos, la extracción de huachicol, los costos de las reformas estructurales, y tantas cosas que sostienen la silla presidencial de Amlo; deja muchas dudas de que los morenistas vayan a cumplir.