Offcanvas Section

You can publish whatever you want in the Offcanvas Section. It can be any module or particle.

By default, the available module positions are offcanvas-a and offcanvas-b but you can add as many module positions as you want from the Layout Manager.

You can also add the hidden-phone module class suffix to your modules so they do not appear in the Offcanvas Section when the site is loaded on a mobile device.

México contará con la red consular más fuerte y preparada, afirmó el abanderado presidencial.
México merece mucho más, para efectos de su gobernanza y de su futuro, que un candidato que divide y denosta, reconoció.
El candidato de la coalición Todos por México a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, sostuvo este mediodía que, en su gobierno, nunca se va a bajar la guardia en la defensa y protección de los migrantes.

En Morelia, Michoacán, Meade explicó que su estrategia en la materia se divide en tres ejes rectores: acciones para proteger a nuestros migrantes en el extranjero, apoyo para los que regresan a nuestro país y el cuidado de sus familias.

Ante líderes de asociaciones, organizaciones, federaciones y confederaciones de migrantes en Estados Unidos, el candidato presidencial dijo que su primer compromiso es la protección y la defensa decidida de nuestros connacionales en el extranjero. Explicó que México contará con la red consular más fuerte y preparada, para que no les falte respuesta y solución a sus problemas.

José Antonio Meade expresó que, como presidente, el patrimonio de los migrantes y su dinero valdrán más. Reconoció que un vínculo fundamental entre el migrante y su comunidad son las remesas y, en consecuencia, manifestó que trabajará para que existan las condiciones financieras que permitan que este circuito económico sea más seguro, eficiente, barato y el dinero llegue a tiempo a las familias.

Anunció que modernizará el Programa 3x1 para Migrantes. “Vamos a convertir el programa en 6x1, con tres pesos de la Federación para asegurar esa generación de empleo”, anunció el candidato.

Arropado por miles de asistentes entusiasmados, quienes lanzaban porras como ¡Pepe presidente! y ¡Yo sí voto, voto por Meade!, el abanderado presidencial aseguró que fortalecerá la presencia cultural de México en el mundo, para que nuestros compatriotas sientan cerca las tradiciones y el arte de su país.

Para los migrantes que regresen a nuestro país, el candidato del PRI, PVEM y Nueva Alianza afirmó que serán recibidos con gusto y contarán con la asistencia necesaria en el proceso de reintegración. Explicó que establecerá una ventanilla única para otorgar créditos a la vivienda, apoyos para emprender y becas para regresar a la escuela

“Se va a castigar con especial severidad al que abuse de un migrante en su retorno”, advirtió el candidato de la coalición Todos por México, quien dialogó con un dreamer y dos migrantes retornados, quienes expusieron sus preocupaciones, así como sus necesidades.

Para las familias de nuestros connacionales en el extranjero, José Antonio Meade aseguró que no les faltará nada. Ofreció seguridad, créditos a la palabra para mujeres emprendedoras y becas para que sus hijos continúen sus estudios.

De cara a la elección del 1 de julio, el candidato de la coalición Todos por México afirmó que doblará todos los obstáculos y obtendrá la victoria en las urnas. Expresó que la población lo favorecerá con su voto, porque cuenta con las mejores propuestas para construir un México mejor.

Meade subrayó que hay dos perfiles en la contienda: uno que asegura confianza y que conducirá a nuestro país de manera unida; mientras que Andrés Manuel López Obrador asegura la pérdida de confianza y se confronta con cualquiera que no piense como él.

“México merece mucho más, para efectos de su gobernanza y de su futuro, que un candidato que divide y denosta. México va a tener un candidato electo el primero de julio que une y que genera confianza. Y ese seré yo mero”, enfatizó el candidato presidencial, apoyado por los militantes y simpatizantes de los tres partidos que lo postulan.

La candidata del PRD a diputada federal en el distrito II, Alejandra Ramírez, dijo que trabaja una iniciativa de ley, que tiene que ver con otorgar un sueldo a las amas de casa y que sea reconocida la ardua labor que realizan en el hogar.

Así lo hizo saber la abanderada de la Coalición “Por Tlaxcala al Frente” durante su diálogo con mujeres del municipio de Teolocholco. Subrayó que las mujeres siempre contribuyen al gasto familiar, con su trabajo diario, su dedicación y administrando de la mejor forma el dinero que llega al hogar o, en muchos casos, son la cabeza de familia y deben hacerse cargo de todo.

Con los colores del PAN, PRD, MC y, de facto, el PAC, que son las fuerzas políticas que forman parte de la Coalición “Por Tlaxcala al Frente”, Alejandra Ramírez  ratificó su compromiso de  generar beneficios para las mujeres y que ocupen el lugar que se merecen en la vida económica, política y social.

“Los jóvenes no son el futuro de México, son el ahora, son quienes lograrán el cambio de Tlaxcala y del distrito, serán quienes decidirán las próximas elecciones, con un análisis muy crítico, porque ellos quieren respuestas, no excusas ni promesas falsas de resolver de un día a otro los problemas del país”, así lo señaló Alejandra Ramírez, candidata del PRD a diputada federal, de la Coalición “Por Tlaxcala al Frente” en el distrito II.

Y como los jóvenes vienen con toda la fuerza y grandes expectativas, -prosiguió la joven política-, necesitamos garantizar su acceso a la educación y a servicios básicos como educación y empleo, en un clima de seguridad con la certeza que pueden salir adelante sin preocuparse por lo que pueda ocurrir en sus comunidades.

La candidata de la Coalición “Por Tlaxcala al Frente”, que está conformada por el PAN, PRD, MC y, de facto el PAC, aseguró que en su agenda legislativa hay prioridad por impulsar leyes que generen las mejores condiciones de vida digna para los jóvenes, pues los beneficios serán también para sus familias, considerando que en Tlaxcala todavía hay zonas en donde las situación económica es un factor determinante para que los jóvenes se dediquen a ayudar al gasto familiar en lugar de seguir con su trayectoria y poder aspirar a mejores niveles de vida.

POR: Enrique Gasga Ventura.
Como no hay fecha que no se cumpla, la del debate presidencial pasó, y aunque se puede decir que cuatro candidatos lograron más activos para su campaña (aunque pocos); el quinto al quedar evidenciado como parte de la corrupción y mentiroso, y al quedarse callado de alguna manera aceptó los graves señalamientos; además que durante la mayor parte de tiempo rehuyó el debate limitándose a repetir una serie de frases vacías demagógicas que en nada ayudan a México a enfrentar la difícil situación que atraviesa; obviamente bajará en las preferencias electorales, aunque no lo suficiente aún para que alguno de sus contrincantes lo alcance en el corto plazo.

Lo cierto es que Ricardo Anaya, Jaime Rodríguez (El Bronco), e incluso Antonio Meade y Margarita Zavala hicieron su papel como debatientes exponiendo propuestas en muchos casos ambiguas, pero en otras poniendo el dedo en la llaga.

Contrario a esto, López Obrador en una clara falta de respecto a los mexicanos que merecemos la mayor claridad y viabilidad en las propuestas de quien va a la cabeza en las preferencias electorales, lo que recibimos fue el mismo discurso demagógico y populista que a él le ha funcionado; pero que en nada nos ayuda ante los graves problemas de México; más bien a muchos seguramente empezó a preocuparles que de veras pueda ser presidente; ya que no presentó propuestas; sino frases vacías.

En lo referente a uno de los más graves problemas que enfrenta el país que es la inseguridad el candidato de “Por México Al Frente”, Ricardo Anaya propuso entre otras estrategias: "Desmantelar las organizaciones criminales, duplicar el tamaño de la policía federal, profesionalizar, y certificar a todas las policías del país, seguir apoyándolos con el ejército hasta contar con policías confiables y que estén del lado de la gente".

En este tema José Antonio Meade candidato de “Todos por México”, propuso: crear una agencia de investigación especializada para atender diversos delitos, entre ellos el secuestro y la trata de personas, y que a los 100 días de su gobierno se cuente con “Un código penal único, para que los delitos que más te lastiman, los cuales son robo, extorsión, feminicidio y homicidio, se castiguen igual en todo el país".

Margarita Zavala propuso soluciones muy subjetivas a la inseguridad sin especificar como pretende lograr cumplirlas como son: un fortalecimiento de la policía y trabajar contra la impunidad. "Hacer lo que tenga que hacer para que no haya impunidad, y que él que la haga, la pague", señaló.

Por su parte, el candidato independiente Jaime Rodríguez propuso: crear una policía cibernética, que dependa directamente del Ejecutivo. Además, señaló que es necesario mejorar las condiciones del cuerpo policíaco en México.

Sin embargo en su intervención en este tema Andrés Manuel López Obrador candidato de “Juntos haremos historia”, sin presentar propuestas se dedicó a externar sólo buenos deseos y en respuesta hacia las críticas de sus contrincantes sobre dar “Amnistía”, a los criminales; se limitó a defender dicha posición refiriendo que esta medida no significa impunidad; aunque el perdón a los delincuentes lo haga avalado por el como presidente, se convierte lógicamente en impunidad.

Así mismo, López Obrador trató de presumir los supuestos logros en materia de seguridad durante su jefatura de gobierno del DF; pero esto es necesario decirlo, en una posición necia refiriendo que había disminuido la inseguridad; esto a pesar que Anaya y Meade le presentaron estadísticas de un aumento agresivo de la delincuencia durante su gobierno.

En el tema de corrupción levantó polémica la propuesta de “el Bronco”, quien propuso literalmente “mocharle la mano al que robe en el servicio público”, cuya medida sanguinaria puede remontarnos a las medidas que hace siglos se empleaban contra los ladrones, y hoy en día sólo algunos países extremistas las practican.

Margarita Zavala dijo que para castigar a los corruptos se deben crear cárceles especiales; mientras que Antonio Meade sin hacer referencia a sanciones específicas contra los servidores públicos corruptos, dijo desviando el tema que se hará énfasis en materia de transparencia.

En este mismo sentido, López Obrador continúo sin presentar alguna propuesta específica para castigar a los corruptos; externando sólo buenas intenciones, “Voy a gobernar con el ejemplo. Si el presidente es honesto, los gobernadores y presidentes municipales lo serán”, opinó.

Sin embargo, durante esta parte del debate Ricardo Anaya le recordó parte de la corrupción millonaria que se dio cuando López Obrador gobernó el DF a través de sus funcionarios más cercanos como el llamado “señor de las ligas (Bejarano)”, y de su ex secretario de Finanzas Gustavo Ponce encarcelado en su momento por hacer traspasos millonarios a EU.

Y quizás el momento más incómodo para Obrador fue cuando sus adversarios evidenciaron su nepotismo y corrupción en MORENA donde cobran su hijo y otros de sus familiares cuyo partido se ha convertido en un negocio familiar.

Algo que puede ser un indicador importante para medir a los candidatos es el hecho de que ante las acusaciones que se dieron entre los candidatos en el caso de López Obrador se quedó callado cuando evidenciaron los casos de corrupción en que parte importante de su equipo ha cometido; y rehuyó contestar, o contestó con evasivas preguntas directas  que le hicieron; como el caso de amnistía a criminales. Y lo mismo le pasó a Meade cuando Anaya le preguntó si calificaría de honesto a Enrique Peña, lo cual no contestó.

En el caso de Ricardo Anaya cuando le cuestionaron sobre supuestas irregularidades por el asunto de la nave industrial; el candidato de “Por México Al Frente”, contestó los cuestionamientos en forma directa aclarando con documentos en mano que dichas acusaciones eran falsas, y el tema no se tocó más durante el debate.

Ya en el pos debate en mi opinión el candidato que pierde aunque sin una gran afectación  por la amplia ventaja que lleva en las encuestas es López Obrador.

Sin embargo, el hecho de haberlo exhibido como mentiroso y corrupto; así como falto de propuestas e incurrir en casos claros de nepotismo; a López Obrador en adelante todo esto le puede generar gradualmente un cambio negativo en la simpatía y desencanto del electorado sobre todo el neutral, y lo cual le podría restar hasta tres puntos porcentuales.

Esos tres puntos no se irían a un candidato en específico, y a quienes menos tocaría de dicho puntaje sería a Antonio Meade y a Margarita Zavala al primero por la loza que carga del priismo en el gobierno sobre quien a su vez pesan los grandes problemas existentes.

En el caso del “Bronco”, quizás pueda generar un poco más de dicho puntaje, pero más por las reacciones que ha generado en redes sociales su participación en el debate donde en algunos medios de prensa nacionales dieron cuenta que le fue bien en Twitter; pero que el asunto de literalmente “mocharle la mano”, a los servidores públicos que roben, seguramente le restará seriedad a sus propuestas y con ello el posible aumento en las preferencias electorales no será mucho.

En el caso de Ricardo Anaya quien ha logrado conservar el segundo lugar en las preferencias electorales pese a los ataques mediáticos de hace algunas semanas; y los cuales lograron bajarlo de los ocho puntos de diferencia que tenía con relación al primer lugar a 15 y luego a 12 puntos; quizá en las próximas dos o tres semanas pudiera recuperar unos tres puntos y quedar a unos siete puntos de López Obrador metiéndolo nuevamente a la disputa por la presidencia.

Y es que según como ha llevado su campaña Anaya, y lo que se pudo ver en el debate donde se le pudo observar como el candidato más coherente, con propuestas bien definidas; sin perder el piso ni apasionamientos, y buscando posibles aportaciones para dar soluciones a la problemática que vive el país; y lo cual no se vio más que ambiguamente en los otros candidatos; esto lo puede catapultar a una competencia más pareja con Obrador.

En el caso de Meade aunque recuperó un poco en este sentido el peso del mal gobierno que carga en su espalda casi no lo deja moverse, se mira muy difícil que pueda meterse a la pelea.

En esta rápido análisis, Ricardo Anaya estaría obteniendo el mejor resultado del debate; pero todavía muy insuficiente para alcanzar a López Obrador; aunque sí lo acerca al tabasqueño.

Sin embargo si tomamos en cuenta que aún hacen falta dos debates, y a los cuales López Obrador seguramente llegará cada vez con menos fuerza porque ya quedó claro que lo suyo no es debatir; y ha sido evidenciado como un falso mesías; quitándole el disfraz de honesto, y mostrándolo a todos los mexicanos en cadena nacional como realmente es, como un mal político más, deshonesto, mentiroso y sin propuestas viables.

Pero el electorado tiene la última palabra; y aunque estamos a sólo poco más de dos meses de las elecciones todavía pueden pasar muchas cosas; y el panorama puede cambiar para el PRIMORENISTA; y en consecuencia para los demás candidatos. Al tiempo.

 

“Los jóvenes no son el futuro de México, son el ahora, son quienes lograrán el cambio de Tlaxcala y del distrito, serán quienes decidirán las próximas elecciones, con un análisis muy crítico, porque ellos quieren respuestas, no excusas ni promesas falsas de resolver de un día a otro los problemas del país”, así los señaló Alejandra Ramírez, candidata del PRD a diputada federal, de la Coalición “Por Tlaxcala al Frente” en el distrito II.

Y como los jóvenes vienen con toda la fuerza y grandes expectativas, prosiguió la joven política, necesitamos garantizar su acceso a la educación y a servicios básicos como educación y empleo, en un clima de seguridad con la certeza que pueden salir adelante sin preocuparse por lo que pueda ocurrir en sus comunidades.

La candidata de la Coalición “Por Tlaxcala al Frente”, que está conformada por el PAN, PRD, MC y, de facto el PAC, aseguró que en su agenda legislativa hay prioridad por impulsar leyes que generen las mejores condiciones de vida digna para los jóvenes, pues los beneficios serán también para sus familias, considerando que en Tlaxcala todavía hay zonas en donde las situación económica es un factor determinante para que los jóvenes se dediquen a ayudar al gasto familiar en lugar de seguir con su trayectoria y poder aspirar a mejores niveles de vida.